sábado, 5 de noviembre de 2011

Diadema en espiral

Hoy os traigo otro adorno para el pelo, aunque éste más de quita y pon. Es una diadema con espirales de antelina, ahora que se llevan tanto los adornos en la cabeza.

Materiales:
- Base de diadema
- Tira de antelina o raso del largo y ancho de la diadema
- Tiras de antelina (o ante en algunas tiendas) de varios colores
- Pegamento para tela o similar (o aguja e hilo)
- Fieltro
- Tijeras


Lo primero de todo deciros que todos estos materiales los podéis encontrar en mercerías y tiendas de abalorios especializadas, pero a mi me gusta recorrer los bazares chinos en busca de buenas ofertas. A veces encontramos materiales que nos sorprenden a mejores precios que en estas tiendas, que aprovechan que no son fáciles de encontrar para subir los precios. Y puede que no tengan la misma calidad, pero hay que tener ojo a la hora de comprarlo y valorar si necesitamos algo que tenga un acabado perfecto o nos compensa más el ahorro. Yo voy bicheando entre unas y otras tiendas y compro cada cosa donde más me compense.

Pues vamos a ello. Esta es la primera vez que hago un adorno así, pero he visto algunos por internet y les tengo muchas ganas. Yo soy poco impulsiva para comprar cosas que me puedo hacer yo misma, a no ser que por el precio que tengan no merezca ni la pena el esfuerzo, jajajajaja. No me enrollo más. Cogemos la tira de antelina ancha y forramos con ella la diadema, yo uso pegamento en la parte que quedaría en contacto con la cabeza, puesto que no se ve y me parece más fácil, pero podéis coserla.




1.- Cortamos la tira de forma que sobresalga un poco por cada lado de la diadema  y la pegamos a lo largo de ella por la parte exterior teniendo cuidado de que quede centrada y bien estirada.
2.- Pegamos los extremos. Fijaros cómo he recortado el borde para que no quede muy abultado (en la foto 1).
3.- Luego la doblamos hacia el centro uno de los lados, a lo largo de la diadema y la vamos pegando con cuidado. Si no tenéis una tira lo bastante ancha también podéis forrarla dando vueltas alrededor de ella con la cinta. Yo he elegido el negro porque no quiero que la diadema destaque en mi pelo, pero podeis optar por coger un color de la misma gama que para las espirales.
4.- Hacemos lo mismo con el otro lado de la tira.



Hacemos las espirales a nuestro gusto, dejando como parte visible el canto de la cinta, podríamos dejar la parte frontal y quedaría más grueso, aunque creo que sería más complicado hacer las curvas. Os recomiendo que pongáis un poco de pegamento de vez en cuando para que se queden fijas y no se os deshagan, pero tened cuidado que no os pase como a mi que me ha salido demasiado y ha manchado la antelina. Si miráis en la foto se puede ver algún puntito oscuro.


Elegimos la parte más bonita y le damos la vuelta pegando círculos de fieltro para reforzar las espirales. Ahora sólo queda pegar nuestras espirales a la diadema. Esto es lo más divertido!! Os vais al baño ( si tenéis espejo en el cuarto no hace falta) con la diadema, las espirales y el pegamento ( podríais usar cola caliente para este paso). Os ponéis la diadema y probáis a qué altura os gustaría tener las espirales. Una vez decidido pegáis a la diadema las espirales que harán de base. Es importante que no peguéis primero el conjunto porque quedará muy rígido y no se amoldará a la curvatura de la diadema. Luego pegáis las espirales de segundo plano, etc. Y este es mi resultado final. ¿Que os parece?


También podéis pegar las espirales a una horquilla  o a un broche. Echadle imaginación!!!! Cuando haya hecho más experimento ya os subiré unas fotos para daros ideas.
Besitos. Hasta la próxima.

2 comentarios:

  1. ke manualidades mas originales haces! te sigo! si kieres pasate x mi blog, un beso.

    ResponderEliminar